miércoles, 18 de enero de 2017

Oscar López Rivera fue indultado por obama tras una larga lucha por su libertad en todo el mundo | Para La Libertad



(APL) Oscar López Rivera, preso político desde hace 36 años en Estados
Unidos fue indultado ayer por el presidente saliente, Barack Obama, tras una
larga lucha popular en todo el mundo que reclamó la libertad del indepentendista
portorriqueño a diversos gobiernos yanquis. Se espera que López Rivera salga de
una prisión en Terra Haute, Indiana, el próximo 17 de mayo, tras haber
completado la mitad de su sentencia de 70 años. Oscar nació en Puerto Rico y
vivía en Chicago desde los 14 años. El boricua siempre ha sido partidario de la
independencia, y pertenecía en su juventud a un grupo clandestino conocido como
las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional Puertorriqueña (
FALN
). Líderes políticos, religiosos, premios nóbeles, artistas y luchadores
de todo el planeta reclamaron durante décadas este estricto acto de justicia.
¡Bienvenido a casa, Oscar López Rivera!




ÚLTIMA MODIFICACIÓN: 18 DE ENERO DE 2017 A LAS

14:27

Puerto Rico: La digna lucha de Oscar López Rivera pudo con la brutalidad del Imperio (Por Carlos Aznárez)

Resumen Latinoamericano, 18 de enero 2017.- Festeja el pueblo puertorriqueño con conciencia de Patria. Festeja también desde alguna estrella donde, siempre irreverente, se halla instalado ese gran revolucionario independentista llamado Filiberto Ojeda Ríos, asesinado cobardemente por el FBI en tiempos pasados. Su vieja trompeta acompañará al coro rebelde integrado por Don Pedro Albizu Campos, José Antonio Corretjes, Eugenio María de Hostos, Blanca Canales y Lolita Lebrón, felices por la noticia. Todos y todas ellas, con el puño en alto y abrazando la bandera por la que tanto han dado, incluso su vida, hoy se suman a la celebración. No es para menos, un hermano de sangre, tenaz, inclaudicable guerrero dispuesto a jugarse siempre por los mas humildes, le ha ganado la pulseada al Imperio.
Oscar López Rivera, lo sabe todo el mundo, va a recuperar su libertad en pocos meses, producto de un “indulto” que no es tal sino del fruto de una aguerrída y masiva movilización popular, tanto en Puerto Rico como a nivel internacional.

No, nos engañemos: de la misma manera que Obama, el carnicero de los pueblos de Medio Oriente, bajó la cabeza recientemente ante la gallardía del pueblo cubano y tuvo que reconocer que el bloqueo sirvió de poco y nada a los intereses de sus criminales promotores, ahora hay que ver este logro de la libertad de Oscar en la verdadera dimensión de lo que significa. Y no es más que una nueva demostración que la férrea unidad del pueblo boricua, más allá de sus diferencias, ha podido arrancar de las cárceles yanquis a uno de sus mejores hijos.
Cabe recordar que cuando mencionamos a Oscar como un patriota, lo planteamos no sólo por las afrentas y dolorosas penalidades sufridas en prisión en estos últimos 36 años, sino por todo su trabajo en pos de una sociedad más inclusiva, menos racista y sobre todo, por luchar denodadamente por romper las cadenas coloniales que atan a su país con el Imperio. En 1981, Oscar fue detenido por su pertenencia a las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) y condenado a 55 años de cárcel, a los que en 1988 se le agregaron otros 15 años adicionales, como producto de los juicios-farsa que se ejecutan a diario en los Estados Unidos. Antes de ello, cuando como muchos jóvenes boricuas fue obligadamente reclutado para combatir en Vietnam, pudo comprobar in situ lo que significaba la bestialidad descargada por el imperialismo contra otros pueblos. Pero fue a su regreso a Chicago, cuando, con militante conciencia comenzó la lucha por los que Fanon denominó “condenados de la tierra”.
Todas las iniciativas por mayor justicia social, vivienda, educación, salud para los excluidos de la población latina y afroamericana tuvieron a Oscar como uno de sus grandes impulsores. Fogueó su temple emancipador en innumerables actos de desobediencia civil y de enfrentamiento contra quienes de manera descarada explotaban a sus hermanos. En cada una de esas ocasiones la respuesta a demandas pacíficas y más que lógicas, siempre fue la represión, las detenciones, las torturas a quienes osaban rebelarse allí mismo, en el corazón del monstruo.

Cuando en 1976 se enrola en las FALN y pasa a la clandestinidad, Oscar sabía que esa decisión, la de ser un revolucionario, se tomaba para toda la vida, y que indudablemente podía traer aparejado lo que luego se descargó sobre su cuerpo. Esa consecuencia, surgida de entender que la pelea por la independencia exige de grados superiores de compromiso pero también de dignidad, lo llevó a que en 1999 cuando Clinton amnistió a varios presos políticos puertorriqueños, Oscar rechazara esa concesión debido a que otros de sus mejores compañeros aún deberían permanecer en la cárcel. Con ese fuerte gesto en su mochila, se dispuso a seguir mostrándole los dientes a los enemigos de su pueblo, con la confianza que su libertad se produciría por la presión que pudieran hacer los hombres y mujeres por los que él había entregado tantos años de militancia.
Como ocurre con esos muros que los poderosos construyen para separar pueblos o silenciar verdades, la constancia de la movilización popular comenzó a perforar de a poco lo que aparentaba ser imposible de derribar. El rostro sonriente de Oscar se entremezclaba con cientos de banderas puertorriqueñas, las y los jóvenes que en su momento se lanzaron a las calles a homenajear a Filiberto y a los Macheteros, supieron organizar miles de actos, marchas, acciones culturales, en los que el pensamiento de Oscar, sus reflexiones patrióticas (“Amo a mi patria a pesar de que es la colonia más antigua del mundo. Y es por eso que sigo diciendo que amar a Puerto Rico no cuesta nada. Lo que sería costoso es si la perdemos”.) vigorizaba todos ellos y ayudaba para sumar más y más voluntades tanto adentro como fronteras afuera.
La constante solidaridad de Cuba con la causa puertorriqueña ayudó a que la campaña mundial por Oscar adquiriera una dinámica que posibilitó que su caso, en el marco de tantos y tantos prisioneros antiimperialistas, se comenzara a convertir en símbolo de exigencia de libertad para todos ellos y ellas. Así fue, que recientemente, cuando Oscar cumplió 74 años, la movilización popular alcanzó un clímax que ni el propio patrón del Imperio pudo ignorar. Y de allí, no lo dudemos, de esa fuerza incontenible que es la de pelear por las causas justas surge este mezquina concesión de míster Obama, que en vez de abrir ya las puertas de la prisión, posterga hasta mayo esa alegría que todos hoy festejamos por anticipado.
Volverás Oscar a tu amada Nación puertorriqueña, lo harás invicto como los grandes luchadores y luchadoras, y cuando llegues a pisar esa tierra por la que sigues luchando te confundirás en mil abrazos, y entre ellos, en primera fila verás a otro guerrero como tú, que también se alzó en armas y masticó durante décadas la bronca carcelaria y que ahora sigue batallando sin descanso a pesar de los años. Se llama Rafael Cancel Miranda, y ha sido uno de los más insistentes con sus escritos y poemas en reclamar tu libertad a escala internacional. Te bañarás en multitudes Oscar, en merecidos agradecimientos por haber sido tan fuerte como un roble, y lo que es más importante, tu nombre será vitoreado por esas nuevas generaciones que más temprano que tarde serán las llamadas a conseguir la impostergable independencia, por la que patriotas como tú fueron marcando el camino. Ese día, desde todos los confines de Nuestra América, gritaremos: ¡Viva Puerto Rico libre!, no tengas dudas Oscar.

200 números de Resumen Latinoamericano digital en inglés: una buena razón para festejar

foto: Bill Hackwell y Alicia Jrapko, editores de la edición en inglés (digital e impresa) de Resumen Latinoamericano en Estados Unidos
18 enero 2017.- Son ya 200 las ediciones que cumple esta semana el Newsletter de Resumen Latinoamericano en inglés, que se edita desde Estados Unidos, gracias al esfuerzo y la pasión militante de un equipo dirigido por dos todo-terreno como son la internacionalista solidaria Alicia Jrapko y su compañero, el excepcional fotógrafo estadounidense, Bill Hackwell.
Ambos son también los responsables de la edición en inglés de Resumen Latinoamericano en papel, que se distribuye en ese país.

Reconocidos militantes de la causa en defensa de la Revolución cubana y la bolivariana de Venezuela, Alicia y Bill, han posibilitado con su trabajo que nuestra publicación de contrainformación penetre el muro del discurso único justamente donde está su casa matriz. De allí que estas 200 primeras ediciones del digital en inglés, que se distribuye por todo el mundo, es parte fundamental de una importante batalla comunicacional popular, al igual que nuestro compromiso informativo semanal con la edición de The Dawn, el newsletter que lanzamos conjuntamente con ALBA Movimientos.
Resultado de imagen para resumen latinoamericano en ingles

Los Movimientos hacia el ALBA (Capítulo Argentino) saludan la próxima liberación de Oscar López Rivera

17 de enero 2017.-  Desde el Capítulo Argentino de Movimientos hacia el ALBA, celebramos la próxima liberación del revolucionario puertorriqueño Oscar López Rivera. El indulto anunciado por el presidente de EE.UU, Barack Obama no es otra cosa que el resultado de la decisión casi unánime del pueblo de Puerto Rico, que más allá de sus diferencias, se unió y movilizó para reclamar que Oscar vuelva a su país libre y ya convertido en un símbolo de la lucha independentista.
A Oscar López Rivera, no pudieron quebrarlo ni los peores años que pasó en prisión, ni la brutalidad de sus enemigos que son los mismos que sojuzgan a su pueblo. Paciente, invicto en sus principios, jamás renunció a proclamarse lo que fue siempre, un hombre de la talla de Albizu Campos y Filiberto Ojeda Ríos, un entusiasta defensor de la autodeterminación puertorriqueña. De allí, que hoy, en medio de la ofensiva imperialista que sufre nuestra América, la libertad de López Rivera debe animarnos para seguir imaginando que tarde o temprano los pueblos del continente podrán proclamar la Segunda y definitiva independencia.
Víva Puerto Rico Libre!
Capítulo Argentino de Movimientos hacia el ALBA

#Cuba y #PuertoRico unidos por la #Libertad..

y unidos por la .... Oscar López libre!


Mis peticiones finales a Obama Michael Moore


Señor, le queda una semana como presidente. No hay palabras para expresar mi profunda tristeza al escribir estas palabras en el teclado. Gracias por darnos ocho años de su vida.
Con tan poco tiempo restante, espero no molestar si le pido un favor o dos. Bueno, en realidad cinco. Puedo garantizarle que no estoy solo en estas peticiones; de hecho, adivino que millones de nuestros compatriotas estadunidenses comparten estas sinceras solicitudes hacia usted.
1. Envíe por favor al Cuerpo de Ingenieros del Ejército a Flint, Michigan, hoy mismo. El agua aún está contaminada, las tuberías no han sido remplazadas. Cada día que pasa las personas se envenenan lentamente. Cada niño en Flint tiene ahora alguna forma de daño a su desarrollo cerebral. Flint ha vuelto a quedar olvidada. Por favor, no deje el cargo sin enviar efectivos a salvar esas 100 mil vidas.
2. Por favor, libere a la ex elemento del ejército Chelsea Manning de la prisión federal. Los documentos que dio a conocer revelaron al público estadunidense la verdad detrás de la guerra de Irak (acto similar a aquel por el que Daniel Ellsber fue ensalzado durante la guerra de Vietnam). Cuatro oficiales de inteligencia del ejército declararon a NBC News esta semana que los materiales que ella reveló no causaron ningún daño o peligro a nadie en las fuerzas armadas, y que pensaban que su sentencia a 35 años de cárcel era "excesiva". Ella se confesó culpable y se disculpó ante la corte y la nación. Manning está ahora en su séptimo año de prisión. El año pasado intentó dos veces suicidarse. Por favor, muestre piedad y conmute su sentencia por los siete años que ya ha cumplido.
3. Por favor, libere también de prisión al líder nativo americano Leonard Peltier. Hay muchas preguntas acerca de su condena después del plantón de Wounded Knee, en 1977. Ha pasado 40 años en prisión; ahora tiene 72 de edad y está muy enfermo. Merece pasar sus últimos días en casa, con su familia y su gente.
4. Por favor, declare el final de la "guerra a las drogas". Decenas de miles de estadunidenses han visto arruinadas sus vidas al haber sido arrojados a la cárcel por usar, poseer o vender mariguana. Usted puede, hoy, declarar el fin de la prohibición federal contra la mariguana y retirarla de su actual designación como droga ilegal de nivel uno (la heroína es nivel 1). Termine con esa tontería y conmute las sentencias de todos los usuarios no violentos de drogas que actualmente languidecen en nuestros penales.
5. Por último, señor presidente, en nuestro nombre, ofrezca algo de humildad, redención y perdón. Sólo sería simbólico, pero podría lograr mucho en cuanto a construir algunos puentes, enmendar los errores de la historia y redimir nuestro espíritu nacional. Sería muy poderoso que usted ofreciera una disculpa presidencial oficial, en nombre del pueblo estadunidense, a las familias de civiles muertos por nuestros drones; a nuestros nativos americanos por el genocidio cometido contra ellos por nuestros antepasados; al pueblo de Irak por invadir su país y destruir su sociedad; a las mujeres estadunidenses porque de manera permanente y hasta hoy reciben un pago inferior por sus servicios, por seguir viviendo en constante peligro de violencia y por tener todavía poco poder en nuestra democracia, y a la comunidad afroestadunidense en general por un deplorable conjunto de cosas: por continuar sufriendo el legado del esclavismo y el racismo, por ocupar aún el peldaño más bajo de la escala económica, por seguir siendo rehenes de nuestro sistema de justicia, por el continuo abuso de los agentes de la ley y por cualquier cosa que les depare el próximo gobierno.
Sé que es una larga lista, pero todos sabemos lo bien que se siente decir "lo siento" y, mejor aún, seguir esa frase con una acción sincera.
Por favor, use el púlpito –y el poder– que aún tiene para ofrecer alguna cura, alguna libertad, algún perdón… y un poco de agua limpia para una ciudad que ha esperado tres años para beber siquiera un vaso de ella.
Gracias de nuevo por todo lo que ha hecho. ¡Brindo por una productiva y amorosa semana final en el cargo!

Mis mejores deseos,
Michael Moore//Traducción: Jorge Anaya

Saludo del COMITÉ INTERNACIONAL por anuncio de la libertad del Patriota boricua Oscar López Rivera

La Habana 17 de enero de 2017
Con enorme alegría recibimos el anuncio de la libertad del Patriota boricua Oscar López Rivera, preso por más de 35 años en cárceles de Estados Unidos por luchar por la Independencia de Puerto Rico.

El anuncio del Presidente Obama dado este martes 17 de enero, expresa que concedió el perdón y conmutó la condena de Oscar, recobrando la libertad definitiva el 17 de mayo.
Abrazamos a Oscar por su enorme dignidad, su capacidad de resistencia y su entrega a la independencia de Puerto Rico. Oscar y el pueblo boricua son los protagonistas de esta victoria. Abrazamos con amor a la nieta de Oscar y en especial a Clarisa su hija, a su abogada Jean Susler y al equipo de la defensa. A los comités por la libertad de Oscar en Puerto Rico, a Rafael Cancel Miranda y su esposa María de los Ángeles, a Elma Beatriz Rosado y la incansable Milagros Rivera, luchadores imprescindibles en esta gran batalla. A todos los amigos y comités que en Estados Unidos demandaron su liberación. A Cuba y su pueblo que celebra esta victoria que también es suya.
A todos los que en el mundo trabajaron por la Libertad de Oscar, llegue nuestro abrazo agradecido y el compromiso de seguir luchando por los presos políticos en prisiones de Estados Unidos que aún faltan por liberar.
Viva la heroica resistencia de Oscar y el pueblo boricua!
Viva la Solidaridad Internacional!!
Viva Puerto Rico Libre!
Comité Internacional